Diosa

martes, 23 de octubre de 2012


Iluminada en mi sol,
descubres el camino de dos.
Repasa el sendero de tu voz.
Descansa en tu canción.
Advierte el canto de la aurora.
En la base de tu cintura, brota.
Saboréame en el aire.
Descúbreme en tu boca.
Rocío en labio, de espera preciosa.
En el umbral del encuentro,
te amo, deliciosa.
. . .